Grúas STS

Embarque de Contenedores

La realización de los trabajos de estiba y desestiba de contenedores por parte de los estibadores, mediante grua portico para contenedores (STS) en situaciones excepcionales debidamente justificadas previamente por el empresario, en que el buque no dispone de pasarelas de trabajo, o estas no permiten el acceso en todas sus alturas, utilizando cestas acopladas a la grúa portacontenedores, motiva la elaboración de esta NTP en la que se describen básicamente las características de las grúas, las cestas y la realización de la operativa de forma segura

Estiba de contenedores

Para el transporte seguro de los contenedores alojados en la cubierta de los buques, los mismos disponen de un sistema de unión denominado twistlocks automáticos, semiautomáticos o manuales que los convierte en un bloque sólido anclado al mismo que evita que su balanceo pueda desestabilizarlo afectando a su seguridad.

Para la realización de los trabajos de estiba y desestiba de contenedores por parte de los estibadores, en determinadas situaciones en que el buque no dispone de pasarelas de trabajo, o estas no permiten el acceso a los twistlocks en todas sus alturas, se utilizan cestas acopladas a la grúa portacontenedores, ya que dichos trabajos no se pueden realizar de forma segura mediante una plataforma elevadora móvil de personal u otro equipo de trabajo específicamente diseñado para elevar personas.

Cestas acopladas

En aquellos casos excepcionales debidamente justificados en que se utilicen las cestas acopladas a la grúa portacontenedores, se deben tomar las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de los trabajadores y disponer de una vigilancia adecuada.

El objetivo principal de esta NTP, una vez justificado dicho uso con carácter excepcional por parte del empresario, es describir el equipo de trabajo (plataformas o cestas acopladas a equipos de elevación de cargas, en concreto a las grúas pórtico portacontenedores), los distintos tipos de plataformas utilizadas, los accesorios de sujeción, los riesgos y factores de riesgo y las medidas preventivas.

Adicionalmente, se contemplan distintos aspectos sobre identificación, señalización, mantenimiento, inspecciones y EPI

Manual de instrucciones

El fabricante de la grúa incluirá en el manual de instrucciones las indicaciones adecuadas y las medidas preventivas para las operaciones que se realicen en todos los modos, incluido el modo lento.

El manual de instrucciones de la cesta debe contener de forma general y relacionada con la grúa, la siguiente información:

  • Especificaciones y características técnicas de las cestas (de acuerdo a las descritas en este documento).
  • Instrucciones relativas a la operativa, normas de seguridad y mantenimiento.
  • Forma de comunicación entre los ocupantes de la cesta y el operador de la grúa.
  • Equipos de protección individual necesarios.

Placa de identificación de la cesta

La cesta debe tener una placa de identificación permanente situada en un lugar visible que contenga la siguiente información:

Nombre y dirección del fabricante o proveedor.

  • Año de construcción.
  • Modelo
  • Nº de Identificación.
  • Peso neto de la cesta.
  • Capacidad de la cesta y nº máximo de personas que puede transportar.

Mantenimiento

Con independencia de las instrucciones del fabricante del equipo, la empresa usuaria deberá concretar las necesidades de mantenimiento en las distintas situaciones de trabajo a las que el equipo se vea sometido (turnos de trabajo, ambientes agresivos de trabajo, trabajo en ambientes con riesgo de incendio o explosión, etc.)

Es decir, deberán realizar un mantenimiento que se ajuste a las exigencias  de que en el tipo de mantenimiento se tenga en cuenta: “sus condiciones de utilización y cualquier otra circunstancia normal o excepcional que puedan influir en su deterioro o desajuste”.

Así pues, garantizar un correcto mantenimiento del equipo exigirá disponer y aplicar las instrucciones del fabricante del mismo y ajustarlas a las condiciones reales de uso del equipo.

Las operaciones de mantenimiento de todo el equipo (grúa, cestas y accesorios) deberían quedar reflejadas en un diario de mantenimiento.

Mantenimiento de equipos

Se considera que este tipo de equipos deberían disponer de un diario de mantenimiento basándose en los siguientes criterios:

Sólo el registro documental de las tareas de mantenimiento permitirá verificar y garantizar que no se producen desviaciones, ni en los plazos, ni en el contenido de lo previsto.

En aplicación de la exigencia de “comprobaciones periódicas” y de la documentación escrita de los resultados de las mismas, estas máquinas móviles deberían tener un diario de mantenimiento y, como dice el propio artículo, “conservarse durante toda la vida útil de los equipos”.

Registro de mantenimiento

Un libro de mantenimiento que recopile los registros periódicos proporcionará información para una futura planificación e informará al personal responsable del mantenimiento, sea de la propia empresa o externo, de las actuaciones previas realizadas.

Al respecto resta recordar que se exige que: “cuando un equipo de trabajo deba disponer de un diario de mantenimiento, éste permanecerá actualizado”.

Con independencia de las tareas de mantenimiento descritas, todos los accesorios para la elevación de la plataforma o cesta ( headlock , spreader , sistemas redundantes) deben inspeccionarse antes de su utilización.

La grúa y la cesta o plataforma deben inspeccionarse antes de cualquier uso del conjunto.

La existencia de cualquier anomalía debe comunicarse y no utilizar el conjunto en tanto en cuanto no este subsanada. Además se revisarán todos los sistemas de protección perimetral.

Estas revisiones se harán con carácter previo a cada utilización o emplazamiento y, al menos mensualmente y siempre que se detecte algún fallo o deficiencia.

Después de cada uso se limpiará la superficie de la plataforma o cesta y de forma inmediata siempre que se produzca el derrame de algún producto utilizado por los operarios, sobre todo si ello comporta una situación de peligro.

Inspecciones

Los plazos y alcance de las inspecciones se efectuarán en función de lo que indique el Manual de Instrucciones de cada fabricante del equipo adaptándose a las circunstancias de uso.

Las inspecciones en profundidad de la grúa portacontenedores y de las cestas, deben ser realizadas por personal competente. En cualquier caso se deben realizar:

  • Antes de cada uso se debe realizar una inspección visual de la cesta para detectar cualquier daño o deterioro evidente: golpes, deformaciones, corrosión etc., y del estado del sistema redundante de seguridad (eslingas, bulones o cualquier otro sistema alternativo).
  • Una persona competente debería hacer una inspección en profundidad, al menos cada 12 meses, aunque puede ser necesario acortar el tiempo según el uso de la cesta, hasta el final de la vida útil de la misma.
  • A partir de la segunda inspección en profundidad, se recomienda se realicen inspecciones de las soldaduras mediante métodos no destructivos. (p. ej.: ultrasonidos).
  • Se deben mantener registros de las inspecciones.

Almacenamiento de cestas

Cuando no están en uso, las cestas deben estar almacenadas en el suelo directamente, en rolltrailers , en el testero de la grúa o en estructuras expresamente diseñadas para ello. En todos los casos las zonas de almacenamiento deben estar debidamente delimitadas mediante una señalización horizontal y vertical.

Equipos de protección individual

Los trabajadores implicados en cada operación, deben tener a su disposición y utilizar los equipos de protección individual necesarios en base a lo que determine la correspondiente evaluación de riesgos.

Los EPI más importantes a llevar son los siguientes:

  • Casco de seguridad conforme a la norma EN-397. Es altamente recomendable que cuente con barboquejo de forma especial pues elimina el riesgo de desprenderse el casco de la cabeza en aquellas posiciones en las existe dicha posibilidad.
  • Guantes conformes a las normas UNE-EN-420+A1 y UNE-EN-388.
  • Calzado de seguridad conforme a la norma UNE-ENE ISO 20345.
  • Equipo de protección anticaídas formado por un arnés anticaídas (UNE-EN-361), un dispositivo de amarre (UNE-EN-354) con absorbedor de energía (UNE-EN-355) o un dispositivo anticaídas retráctil (UNE-EN-360). Para poder estar conectado en todo momento es necesario disponer de doble mosquetón.
  • Cualquier otro EPI a utilizar se determinará en función de la correspondiente evaluación de riesgos, según el tipo de trabajo a realizar.

Complementariamente, todas las personas implicadas en las operaciones deberán llevar chaleco reflectante.

¿Cómo funcionan las grúas de contenedores?

¿Cómo recogen las grúas los contenedores?

En los puertos atendidos por las grúas STS, los contenedores se cargan primero en los remolques de camiones antes de que los RTG los muevan al patio. En los puertos que usan transportadores, las grúas pórtico de barco a tierra colocan los contenedores directamente en el muelle. El transportista se extiende a ambos lados de la grúa, las recoge y las lleva al patio.

¿Cómo funcionan las grúas de contenedores?

La grúa es operada por un operador de grúa especialmente capacitado desde dentro de la cabina ubicada en el extremo superior de la grúa y suspendida del carro. Es el operador quien levanta el contenedor del barco o muelle para descargar o cargar la carga.

¿Qué son los puertos y terminales?

Un puerto se define como un área tanto en tierra como en agua, ya sea en el mar o en el río, que proporciona instalaciones para que los buques de carga carguen y descarguen su carga. Esta área, contenida dentro de los «límites de puerto», se habrá establecido a lo largo de los años de aumento o disminución de los patrones comerciales y, por lo tanto, se define como los «límites establecidos por el hombre».

Entradas Similares

Deja un comentario