Telescopaje de Grúa

El sistema de telescopaje permitirá variar la extensión de la pluma  de una grua según lo requiera el trabajo a realizar, mediante el desplazamiento lineal de los tramos interiores respecto al tramo fijo.

Sistema telescópico

Tradicionalmente el sistema de telescopado constaba de tantos cilindros de extensión como tramos desplazables disponía la pluma de la grua telescopica. Esto dotaba a la grúa de una gran flexibilidad de movimientos con la contrapartida de aumentar excesivamente el peso propio de la pluma.

La necesidad de la reducción de peso dio paso a la tendencia de diseñar un sistema de telescopado con un único cilindro hidráulico.

Este sistema se basa en un cilindro hidráulico “invertido”, que empotrado por la cara del vástago al tramo fijo de la pluma, permitirá variar la longitud de la pluma gracias también a elementos auxiliares como bulones y resortes, en apartados posteriores se detallará con exactitud el funcionamiento de éste sistema.

La variación de longitud de la grúa tratada en el presente proyecto va desde una extensión de 11 metros, con la pluma recogida, hasta su posición extendida, cuya longitud de pluma máxima es de 38 metros.

Este sistema ofrece la ventaja de permitir una amplia variedad de configuraciones en cuanto a la extensión de pluma se refiere.

TELESCOPAJE DE GRUA

Ventajas

  • Ahorro de material, como pueden ser poleas, cables y tambores necesarios para el telescopado por cable.
  • Trabajo libre de elementos dentro de la pluma, este es uno de los factores más importantes del sistema de telescopado.

El elemento actuante, el cilindro hidráulico, solo trabaja para extender o recoger la pluma. En el momento que la grúa manipule cualquier tipo de carga, el cilindro hidráulico queda recogido. Esto produce una mayor ligereza dentro de la estructura y por lo tanto un menor riesgo de rotura de partes internas lo cual provoca grandes gastos en sus reparaciones.

Partes del sistema telescopico

Cilindro de telescopado

Se trata de un cilindro hidráulico de doble efecto de 11 metros de longitud y 10 metros de carrera.

El extremo saliente del vástago va soldado a la pluma en la parte trasera del tramo 1 y es la camisa del cilindro la que produce el desplazamiento necesario para poder extender o recoger la pluma.

Consta de un pistón unido al otro extremo del vástago, que junto a los elementos de estanqueidad, permiten garantizar la diferencia de presión además de proporcionar una superficie de contacto por la que producir una fuerza suficiente para desplazar el sistema.

La alimentación del cilindro se realizará a través de unos conductos situados en el interior del vástago, de manera que un conducto quede en la parte comprendida entre el final del pistón y la camisa y el otro conducto se sitúe entre el principio del pistón y el cuerpo de telescopado.

La justificación de este tipo de alimentación del sistema reside en la facilidad de tener unos conductos fijos.

Si la alimentación se hiciera mediante conductos conectados a la camisa por el exterior, existiría la necesidad de tener que dotar al sistema de un elemento que permita variar la longitud de los conductos, ya que la camisa está en continuo movimiento.

TELESCOPAJE DE GRUA

Elementos de estanqueidad

Guías de pistón: Es un elemento utilizado para evitar el contacto entre metales producido entre el pistón y la parte interior de la camisa del cilindro. Además este elemento se encarga de absorber los esfuerzos producidos por las cargas radiales.

Juntas de pistón: Se encargan de asegurar la diferencia de presión.

Rascadores: Son los encargados de excluir la suciedad, las partículas extrañas y el polvo del sistema. Evitan el rayado además de prolongar la vida de las juntas.

Cuerpo de telescopado

El cuerpo telescopado es un elemento soldado a la camisa del cilindro hidráulico, cuya función es albergar las pinzas y los cilindros hidráulicos de carrera corta.

Está fabricado en acero F-114 y tiene unas dimensiones de 360 milímetros de altura, 350 milímetros de anchura y 200 milímetros de espesor.

Contiene un agujero por el cual pasará el vástago, que le sirva de guía para desplazarse. El alojamiento de los cilindros viene dado por dos orificios verticales en la parte superior y uno horizontal en el lateral de la pieza.

Estos agujeros tienen dos diámetros distintos formando un escalón. Esto permitirá unir los cilindros hidráulicos de carrera corta al cuerpo de telescopado mediante tornillos M7.

Esta pieza dispone de unas láminas de fricción que permitirán que pueda deslizarse fácilmente entre los tramos.

TELESCOPAJE DE GRUA

Pinzas de desenclavamiento

Elementos que se fijarán a los cilindros hidráulicos de desplazamiento vertical de manera que se desplazarán solidarios a ellos, con el fin de poder enganchar la parte inferior del bulón de anclaje para posteriormente, realizar el recorrido contrario para desplazar dicho bulón y así dejar libre el tramo que se desea telescopar.

Cilindros hidráulicos de carrera corta

Se dispondrá de cuatro cilindros de doble efecto colocados en el interior del cuerpo de telescopado.

Dos de ellos estarán situados en la parte superior de este y realizarán un desplazamiento vertical, permitiendo el movimiento de las pinzas de desembulonamiento.

El esfuerzo que han de ser capaces de vencer en el movimiento de retorno ha de ser superior a la fuerza resistente que realiza el resorte del bulón de anclaje por el hecho de ser comprimido.

Los otros dos cilindros estarán situados en los laterales del cuerpo de telescopado y realizarán un desplazamiento horizontal. Estarán unidos a los bulones de arrastre, que se desplazarán solidarios al movimiento de estos cilindros.

Bulones

Se distinguirán dos tipos de bulones:

Bulones de arrastre: Realizarán un desplazamiento horizontal para introducirse dentro de unas cavidades dispuestas en las tapas traseras de los tramos y se encargarán de arrastrarlos. De esta forma, se conseguirá el desplazamiento deseado.

Bulones de anclaje: Estos bulones permitirán el anclaje entre dos tramos consecutivos, impidiendo que exista cualquier movimiento entre ambos. Se alojarán en los orificios practicados en la tapa trasera de cada tramo.

Estos elementos se componen de dos partes:

El cuerpo superior, cuyo diseño permite albergar, por una parte, el resorte que le producirá la fuerza necesaria para fijarlo en su posición y, por otra, el diámetro necesario para producir el esfuerzo de aguantar ambas secciones. Esta parte tiene una rosca en su extremo inferior que permitirá el ensamblaje con el cuerpo inferior.

El cuerpo inferior está diseñado de manera que exista un vástago acabado en un diámetro mayor desde dónde se podrá encajar las pinzas para producirle el desplazamiento. Contará con otro resalte que actuará como tope para evitar que el bulón pueda salirse de su posición. En su extremo superior consta de un saliente roscado por donde se podrá ensamblar con el cuerpo superior.

Resortes

Estos elementos realizan una función vital en el funcionamiento de la grúa, puesto que se encargan de mantener los bulones fijos en su posición garantizando así un perfecto funcionamiento de enclavamiento.

Son resortes de compresión, de manera que su funcionamiento se basa en realizar el esfuerzo en el sentido contrario de donde recibe la carga.

Por lo tanto, su función se basa en producir un esfuerzo en el sentido contrario al peso del bulón y de las pinzas de desembulonamiento. De esta manera, cuando las pinzas suelten el bulón, el muelle se encargará de fijarlo en su posición.

Se sitúa entre la parte interna de la tapa trasera y el resalto que posee el cuerpo superior del bulón. De esta manera, cuando las pinzas de desembulonamiento tiran del bulón para desenclavarlo, el resalto produce un esfuerzo de compresión al resorte, que se apoya en la parte inferior de la tapa trasera.

Entradas Similares

Deja un comentario